Seguidor@s de Embolica (Hazte seguidor/a)

domingo, 7 de junio de 2009

Mi mando a distancia

La guerra de las cadenas de televisión por tener un número preferente en nuestro mando a distancia es una realidad. Cuánto ha cambiado desde aquellos tiempos de la vieja televisión Marconi con una vetusta rueda para cambiar de la primera a la segunda cadena, del UHF al VHF. Los dos únicos canales que mi infancia disfrutó.

Poco a poco se fueron incorporando las televisiones autonómicas, los televisores tuvieron mando a distancia y un servidor, y como yo todos los "hermanos pequeños" de las familias, nos ahorramos unos cuantos viajes hacia la televisión en función de los deseos de l@s herman@s mayores. Pues eso, autonómicas y más tarde las primeras privadas cambiaron el estado de las cosas

La distribución de los canales en el mando fue quemando etapas hasta tal punto que los botones de un dígito del mando se fueron completando. Y las cadenas se dieron cuenta hasta tal punto que incluso cambiaron de nombre para tener un sitio de privilegio entre los botones del mando. El canal plus se convirtió en la Cuatro, City Tv (local de Barcelona) cambió a Vuit Tv (Ocho tv en castellano) y ahora el segundo canal de Tele 5 se convierte en la 7. Todas estas maniobras tienen las perversas intenciones antes descritas sin duda para una mejora de su audiencia.

Pero las cosas no son tan sencillas, la antigüedad de la cadena, y por tanto los hábitos adquiridos por el televidente son argumentos demasiado pesados para que los nuevos canales desplacen a otros en nuestro mando a distancia.

Mi mando a distancia está configurado del siguiente modo en su numeración de un dígito:

1 Tve
2 La 2
3 Tv3
4 Canal 33
5 Tele 5
6 Antena 3
7 Cuatro
8 Vuit Tv
9 La sexta
0 Canal 3/24

Creo que es una distribución bastante común en Catalunya. Vemos que hay una ordenación basada más en la antigüedad que en la lógica que implica el nombre de cada canal. Más allá del 10 hallaríamos otras cadenas de ámbito local)

Así que, señores jefes de las teles: no se esfuercen mucho en estas campañas de cambios de nombre y demás para acaparar el mando a distancia porque somos, al menos un servidor lo es, animales de costumbres que respetan la tradición y antigüedad a la hora de asignar los espacios del mando a distancia (eso y que somos un poco vagos para cambiar tal disposición).

Claro que también hay gente rara que el orden descrito se lo ha pasado por el forro y parece que han hecho un random dada la extraña disposición de los canales en su mando.

No nos calienten más la cabeza señores jefes de las teles que bastantes cosas tenemos ya en la sesera para acabar liándonos más: las plataformas digitales toman una numeración específica, luego tenemos la propia basada en la tradición y para colmo quieren que la cambiemos. Que no, que no, que no me hagan perder las cada vez menos neuronas que me quedan. Si acaso hagan una campaña con el número cero del mando, que parece que es el que tengo libre de momento y desconozco por qué nadie lo desea ni lo reivindica (¡¡pobrecito!!).

Pd.: cuál será la perversa razón para que los mandos a distancia y los teléfonos tengan una distribución diferente de su numeración respecto a los dígitos del teclado del ordenador. ¿No podrían estandarizar esta distribución?

4 comentarios:

  1. vivo bastante en la inopia...y no me he enterado de nada sobre esta campaña.

    um...interesante reflexión la de los teclados del mando y el telefono, y la del ordendor. Nunca me lo había planteado.
    Investigaré sobre ello ;)

    Un saludo, compañero!

    ResponderEliminar
  2. Marty: quizá he exagerado un poco con eso de "campaña", pero lo que se denota es una falta de previsión. ¿no podían pensar en este hecho antes de bautizar a la cadena y ahorrarse así luego un cambio de nombre?

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. en Madrid, el 3 lo tengo en Antena 3, porque telemadrid ni lo he sintonizado en el tdt. Es de vergüenza ajena.

    ResponderEliminar
  4. No Surrender. Aquí creo que tenemos una autonómica más que decente. Formatos innovadores, informativos más que decentes (dentro de lo que es un canal público) y un segundo canal para minorías y de calidad. Sólo un defecto: que cada vez lo ve menos gente y salvan audiencias con, al margen de informativos, teleseries de producción propia que si bien con buen nivel de actores no distan mucho, bajo mi punto de vista, de cualquier culebrón venezolano, ya nos entendemos.

    Claro que me gustaría poder comparar con otras autonómicas para tener una opinión más contrastada.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Diu la teva

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails