Seguidor@s de Embolica (Hazte seguidor/a)

domingo, 24 de julio de 2016

Tribus de conciertos: acústicos de pequeñas salas



Quien más o menos tenga costumbre de disfrutar la música en directo advertirá que hay una serie de prototipos de comportamiento que se repiten entre los asistentes a las salas. Conciertos en grandes estadios, conciertos en salas "medianas", conciertos en pequeñas salas. Formato acústico, formato con banda, grandes artistas o de culto... En fin, múltiples modalidades.

Hoy disertaré sobre los conciertos acústicos en pequeñas salas. Los que enfrentan al cantautor  directamente con el público con el único apoyo de su guitarra (por ejemplo) y su voz. En estos casos el autor debe "tener tablas" y dominar las distancias cortas, es lo que se conoce como storyteller, contador de historias. O para que me entendáis, ser un poco monologuista.

Situados en este contextos puedo pasar a discernir los diversos especímenes que acostumbran a congregarse en estos espacios.






EL SIMPÁTICO: pretende ser un alter ego del artista. Los chistes, chascarrillos que el cantautor nos ofrece en sus monólogos entre canción y canción acostumbran a tener réplica en este personaje. Lo malo es que acostumbra a tener la gracia en el culo para desgracia del público y, sobre todo, del artista, que acostumbra a soportar estoicamente su presencia.

EL PELOTA: ni que decir tiene que los artistas no son humoristas profesionales y que las anécdotas más o menos graciosas no pretenden más que introducir el siguiente tema o ser de tránsito entre una canción más íntima y otra más festiva, por ejemplo. El autor ya sabe que no es un Seinfeld del escenario pero este tipo de espectador se cree que debe hacerle sentir como el más brillantes de los monologuistas. Cualquier chascarrillo aunque no tenga gracia, ni pretenda ser gracioso, será replicado por el pelota con la más sonora de las carcajadas e incluso algún aplauso fuera de lugar.

EL MÚSICO PROFESIONAL y el  CRÍTICO MUSICAL. Una especie curiosa, parecen de hielo, Ocuparán un discreto lugar en la sala, nunca en primera fila y NUNCA exteriorizarán ninguna emoción. Los observas y no sabes si le está gustando o no el bolo. Normalmente si al día siguiente hablas con ellos o lees su crítica acostumbran a decir que les  ha gustado mucho el bolo... entonces, ¿por qué no lo disfrutan más allá que con un simple movimiento de pie acompañando la música? (¿para que no pensemos que son como el resto de nosotros?)

EL PASABAPORAQUÍ. Acostumbra a presentarse en grupo y se le ve a la legua que media hora antes del concierto no tenía aún planificada la noche. En la mayoría de ocasiones ni sabe quién toca ni qué toca pero está ahí para desgracia del resto de concurrentes. Se posiciona en la barra del local y en el mejor de los casos guarda el respeto debido durante cinco minutos para acto seguido empezar una animosa y ruidosa tertulia al amparo de unos gintonics (rentable para el bar pero un incordio para el resto). En este grupo podríamos incluir una subespecie: el que se quiere ligar a una chica (o chico) y accede a un concierto de un artista que odia (eso sí esta categoría es silenciosa y se reconoce porque mira a todos sitios menos al escenario, el pobrecico se aburre).

EL/LA MELOPASOMEJORQUENADIEPORQUECANTOLOMASFUERTEPOSIBLE. Especie que no se da cuenta que el que está al lado ha venido a escuchar cómo canta el músico y no cómo canta/berrea él/ella. No me gusta dividir por sexos pero acostumbra a funcionar así: las chicas cantan canciones más íntimas y los chicos las más festivas tipo lolololo!!!!. Ejemplo:



domingo, 3 de julio de 2016

40 años sin Fofó



Cierto día de febrero del 2009 me dio por recordar a Fofó, el mítico payaso de Los Payasos de la Tele que hizo felices a millones de niños que tuvieron su infancia en los años '70


No era una fecha especial, no se cumplía ningún aniversario al respecto pero ese día recordé mi infancia y mi primera sensación de tristeza por la muerte de alguien querido. Y es que Fofó era como uno más de la familia alguien a quien queríamos todos los niños de España. Su desaparición fue uno de esos momentos que no se olvida.

Fue un post muy sentido y que me emociona cuando lo releo pues vuelven a mí esas sensaciones vividas hace ya 40 años.

Y es que el 22 de junio, esta vez sí, volví a evocar tal tesitura y esta vez con motivo del 40 aniversario que la muerte de Fofó, una desaparición que además fue más dura para sus familiares por lo inesperada que fue. Fofó se recuperaba de una operación donde le extirparon un tumor benigno en el cerebro pero una transfusión de sangre no analizada contaminada de hepatitis acabó fulminantemente con la vida de nuestro querido Payaso. Obviamente en su momento no conocí los detalles de tan trágico suceso pero sí que evoco, y de algún modo revivo, estas fechas la tristeza que me embargo entonces. Tristeza acompañada en su momento de incomprensión puesto que un niño que no llega a los diez años no es consciente de la existencia de la muerte ni mucho menos la justicia o injusticia de la misma.

En fin...

Estos días el ente televisivo nacional ha colgado en su web el vídeo en el que grababan sus hermanos y Fofito, su hijo, el programa en el nos anunciaban a los niños de la época tan funesta noticia. Si ya en su momento (ver post adjunto) el vídeo que pasó la serie Cuéntame del momento me emocionó, esa sensación se multiplica con este nuevo documento en el que además de los momentos que se emitieron están también los momentos entre grabación y grabación en el que la tristeza de su familia eriza los vellos y arranca alguna lágrima a quien lo visione, las miradas perdidas de tristeza, los prolongados silencios, el contraste de la tristeza y la profesionalidad de cuando graban, la profesionalidad del payaso, conseguir que transmitir tan trágico mensaje y que éste no suponga un trauma para ese niño que incrédulo capta el mensaje al otro lado de la pantalla..


Es una lástima que en Youtube no podamos ver muchos de los vídeos que han sido retirados por un tema de derechos de autor. En cualquier caso en la web de rtve hay algunos de ellos en la sección de "archivo" (también lamento no poder, o saber, colgar el vídeo directamente en el post, asi que espero que enlacéis el link y miréis el documento, que de verdad vale la pena)

domingo, 26 de junio de 2016

Primavera'16 cultural

Así empieza lo malo, de Javier Marías. Novela redonda, una más, del gran Javier Marías. Verdad, justicia, remordimientos... en historias personales y generales que transcurren paralelas. Errores y situaciones que se repiten en el tiempo y en el espacio y que debemos saber interpretar para poder convivir, ser felices.

Solar, de Ian McEwan. Un premio Nobel que que "vive" de réditos intelectuales embarcado en proyectos de energía solar tiene una vida privada cuanto menos "disoluta",  Acaso le falte algo de ritmo narrativo.

Marley estaba muerto, de Carlos Zanón. Última obra del autor barcelonés, Novela negra actual ambientada en  la Barcelona de barrios y la música, cómo no, también  presente en esta novela

Pura vida, de  José María Mendiluce. Una maravilla, el mundo occidental frente a la autenticidad de los paraísos por descubrir, y por corromper, una frase maravillosa resume esta bonita historia, entre otras cosas, de amor: "...y pasan de la libertad de la pobreza a la esclavitud de la miseria..." en referencia a los habitantes de la Costa Rica paradisíaca  cuando toman contacto con la "civilización"

L'analfabeta que va salvar un país, de Jonas Jonasson, del mismo autor de El abuelo que saltó por la ventana y se largó, es decir humor absurdo para pasar un buen rato. Como dirían en el cine, si te gusto Wilt, si te gustó Las aventuras del buen soldado Svejk, si te gustó Sin noticias de Gurp... No dudes en leer esta historia, la disfrutarás.

La sangre de los inocentes, de Julia Navarro. Típica estructura de best seller para una que es excesiva e innecesariamente larga. Lectura amena sin más donde nada sorprende, elemento esencial para el triunfo de un best seller.

No hay entradas, de Alfred Crespo. Crónica irónica y llena de humor de la etapa de promotor de conciertos de Alfred, hoy director de la revista musical Ruta 66. Recomendado para amantes del rock.

sábado, 18 de junio de 2016

Cinco años sin Clarence Clemons: "Don't cry because it's over, smile because it happened"

Cuando un solo de saxo se conierte en un abrazo, en un símbolo de amistad, de hermandad, cuando saca lo mejor de ti, cuando...

Cinco años ya sin el Big Man y aún se le añora. A veces recapacito al respecto y concluyo que a veces necesitamos tener este tipo de ídolos, y es que con ellos tenemos todo lo que deseamos en una relación, en una amistad en este caso. La inaccesibilidad de los mismos permite la idealización de esos personajes. No tuve relación directa con Clarence y acaso por ello permito moldear su personalidad a mi antojo y es por ello que llego a la conclusión que era un buenazo, todo humanidad, alegría, compañerismo, carisma...

Además como los datos que manejo no contradicen mi hipótesis me permito convertirla en teoría.

Es por ello que: amigo Clarence: te echo de menos aun sin haberte conocido nunca, y permito hacer mío ese epitafio de sonreír por lo que pasó y no llorar porque se acabó.




Si al anochecer uno de los dos se perdiera en las sombras de los arboles 
Yo te esperare 
Y si me rezagase 
Espérame

domingo, 5 de junio de 2016

La erótica del poder (en clave de humor)

Pues sí, siempre preferiríamos tener una aventura erótico/festiva con un agente de la ley de del sexo opuesto al nuestro a tener que asumir una detención, una multa o cualquier otra circunstancia adversa de  esas que acostumbran a ponernos en contacto con los cuerpos de seguridad.

Supongo que es (en clave de humor, recuerdo) la erótica del poder , esa fantasía erótica que alguien pudiera tener con una mossa d'esquadra, una policía...

Y prueba de ello son estos vídeos en clave de humor y musical que sirven, una vez más, para sacarme de encima otro post y sobre todo para compartir un ratito de buena música con vosotros.








No queráis ver más allá que el simple humor en este post

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails