Seguidor@s de Embolica (Hazte seguidor/a)

sábado, 16 de marzo de 2019

A Dios pongo por testigo… el desenlace



Comentaba la semana pasada que  este domingo tenía una misión especial y, debo deciros, que la he cumplido.

Sí: he desayunado un donut de chocolate y uno normal.

Armado de valor he completado la ardua labor que me prometí llevar a cabo esta semana.

Llegado al local en cuestión he superado mi catalanidad, manifestada esta vez por el afán de no malgastar: he huido de la oferta de dos donuts del mismo sabor por 1,30 euros y he optado por lo que realmente me apetecía: un donut normal y uno de chocolate para acompañar el café con leche en el desayuno. Qué más da, un  día es un día y si hay que gastárselos, qué caray, se gastan.

Dicho y hecho: reclamo mi menú, me dispongo a pagar y, ¡oh, sorpresa!, me cuesta 2,60 euros. Es decir lo mismo que me costaba la oferta de dos donuts, pero siempre del mismo sabor.

¿Se habrán equivocado?, ¿habrán ampliado la oferta y ahora también incluye mi elección? Qué más da, el caso es que “me callo como una puta” (de dónde vendrá tal expresión) y pago religiosamente. Eso sí me ha parecido intuir una extraña mirada de la  camarera encargada hacía la que me sirve, quién sabe si recriminándole que  me está cobrando de menos sin querer decírselo en mi presencia. O quizás son sólo paranoias que me monto fruto de la tensión del momento. Sudores fríos: no olvidéis que me estoy ahorrando unos centimillos - y eso para un catalán son palabras mayores - con tal hipotética confusión, con tan tensa situación.

Y fin de la historia, fin de este  miniserie blogueril de dudoso interés. Ya concluiréis vosotros mismos la moraleja de la situación.

Ahí lo dejo, y no descarto un spin-off o una segunda parte de la serie que bien podría llamarse:

“Sese y los sudores fríos por ahorrarse uno centimillos”.

Sí ya lo sé, lo mío es digno de estudio… y el caso es que voy a peor.

Hasta la próxima

4 comentarios:

  1. ¡No veas lo que me alegra que hayas desayunado a tu gusto! y como catalana, me alegro que te haya costado lo mismo y así ahorrar unos dinerillos.
    La moraleja que saco es que a veces es peor lo que imaginamos que la realidad ¿no será que esa condición de que la oferta es para dos donuts iguales no ha existido nunca y sólo es producto de tu imaginación?
    Buen finde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse: palabrita de niño Jesús que en su día lo pregunté y la oferta no icluía el surtido variado de donut, pero también es cierto que llevo tres semanas consumiéndolo y el precio es el mismo con lo cual se deduce que en algún momento ampliaron la oferta también para "uno de cada!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pseudo...: "Nene....ya te vale..." y eso, ¿es bueno, o es malo?

      Eliminar

Diu la teva

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails