Seguidor@s de Embolica (Hazte seguidor/a)

domingo, 27 de octubre de 2019

Cambio de hora: el jet lag de los pobres



Supongo que leí esta ocurrente reflexión en algún tuit o vete a saber dónde. 

El caso es que odio el cambio de hora que implica el que anochezca antes, soy más de luz que de oscuridad, más de sol que de sombra (aunque confieso haber ingerido algún solysombra ocasionalmente), más de calorcillo que de fresquito, más de playita que de esquí, más de camiseta que de abrigo, más de terracita que de local cerrado…

Y el presente cambio de hora implica que aumentan las cosas que me entristecen y disminuyen las que me placen. Y esto irá a peor hasta el próximo 22 de diciembre,  fecha en la que iniciaremos la cuenta atrás para disfrutar más tiempo del señor sol.

Y la única ventaja de este cambio de horario es que dormimos una hora más la noche del sábado al domingo ¡Pues vaya!, ¡qué tontería! qué más da levantarme a las 12 o a las once si no tengo ningún despertador que me obligue a ello.

Si al menos el cambio de hora fuera  de jueves a viernes… al menos dormiríamos una hora más un día que de verdad lo apreciaríamos.

Así pues lanzo esta propuesta a quien corresponda y ruego que la tenga en consideración ya sea a nivel colectivo (cosa que reconozco que tiene sus impedimentos) o a nivel individual. Que sí, que reconozco que para turnos laborales nocturnos mi propuesta es complicada y por ello lanzo una contraoferta innegociable:

EL PRÓXIMO CAMBIO DE HORA EN OCTUBRE ME PIDO HACERLO DE JUEVES A VIERNES, Y EL RESTO DE LA HUMANIDAD QUE LO HAGA COMO HASTA AHORA  ENTRE EL SÁBADO Y EL DOMINGO

Ya si acaso, para más adelante exigiré que esté prohibido entrar o salir a trabajar siendo de noche, que eso deprime mucho y uno no rinde lo que ha de rendir.

4 comentarios:

  1. Yo también detesto el cambio de hora de otoño, soy más de día que de noche como tú, en cambio el de primavera aunque se pierda una hora me da mucha alegría.
    Un besito, Sese.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, odio el cambio de hora y no sé para qué sirve.
    Me gusta salir del trabajo con luz.

    ResponderEliminar
  3. Y a mi que no me importa.
    De hecho prefiero levantarme con luz.

    ResponderEliminar
  4. Hello!!! Pues mira yo me he vuelto tan perruna que el cambio de hora, me molesta precisamente porque entre otras cosas tengo que ir cambiando todos los relojes de la casa y el trabajo. eso...y lo de la luz por supuesto :)

    SALUDos Sese.
    Que alegria volver a estos lares y leeros

    ResponderEliminar

Diu la teva

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails